memorial_narvarte_logo

sobre el memorial

31 de julio del 2015

El 31 de julio de 2015, Mile Martín, Yesenia Quiroz, Alejandra Negrete, Nadia Vera y Rubén Espinosa fueron asesinadxs en un departamento ubicado en la calle Luz Saviñón 1909 en la colonia Narvarte de la Ciudad de México. Tras sus ejecuciones (cuatro feminicidios y un homicidio), las autoridades capitalinas intentaron crear una “verdad histórica”, dar carpetazo al caso sin considerar que Nadia y Rubén huyeron amenazadxs de Veracruz y sin seguir las distintas líneas de investigación ligadas al activismo de Nadia y el ejercicio periodístico de Rubén. Lo que vendría después sería un reclamo de justicia ante la criminalización, revictimización, xenofobia y discriminación de lxs 5.

Memorial Narvarte

Memoria

siempre

viva

 

La memoria es quizá una manera de olvidar, sin embargo,  mantener la memoria viva es no pasar la página, sino al contrario; es honrar la vida de las personas que nos importan, de los actos que nos significan.  Es visitarles en los sueños, abrazarles en la memoria y tomar en cuenta sus consejos.

Mantener la memoria viva es ponerle su veladora, su cigarro y su café a diario. Es ver sus fotos y recordar los maravillosos recuerdos compartidos y hacer que duren para siempre.

Mantener la memoria viva es seguir de pie. Es no olvidar que sus vidas nos fueron arrebatadas de la peor manera: cobarde e injustamente.

Mantener la memoria viva es un acto de rebeldía. Es ir en contra de los que quieren olvidar, olvidarnos y hacernos olvidar las atrocidades que han cometido o que han permitido que se cometan.

Mantener la memoria viva es hacerlos presentes en cada lugar, momento y espacio que sea posible. Es denunciar la impunidad, hacer lo imposible para reclamar una verdad y una justicia que aún no llega.

 

Share This